Capítulo 11 : La canción del verano (II) y chocolates

El verano da para muchas canciones, así que aquí va la segunda parte. La primera de estas siete es súper veraniega, una chica que se llama Clairo y le canta a Sofia. Me suena a otra cosas pero no se bien a qué. No se donde sale esta señora ni tengo curiosidad por saberlo. La segunda es más conocida para mi, Ariana Grande. Casi todos sus singles me gustan, el principio de su canción Boyfriend me resulta de lo mejorcito del pop radiofónico del 2019.

Los Twin Temple, en cambio, no suenan a lo que se oye en el 2019. Hacen Doo-wop satanico y me recuerdan a Amy Winehouse. La canción se llama Satan’s a woman (un título muy de hoy) y este grupo sí me gusta de verdad…. Otros que tampoco suenan al 2019 (pero a mí eso me da igual) son Dj Shadow y De La Soul. Soy muy, muy fan de estos raperos y este Rocket fuel es de mejor que han grabado últimamente .

La siguiente canción tampoco suena al 2019…. es el típico mega éxito de los Pet Shop Boys, pero esta vez canta Frances Barber, una actriz que protagoniza el musical que acaba de estrenar mi dúo favorito. A mí los musicales, ni fu ni fa, pero esta canción es un escándalo. Starcrawler tampoco suenan contemporáneos… para empezar hacen una especie de glam rock súper-pegadizo que ya no se lleva nada… el vídeo es divertido, la imagen buenísima….. ojalá hagan mas cosas así de buenas.

Acabo con la pieza musical que más he oído y seguiré oyendo este verano. La intro que utilizamos Fangoria para salir a escena . Para los conciertos del 2019 utilizamos el tema que compuso Adam Taylor para la serie Las escalofriantes aventuras de Sabrina.

La ilustración de este capítulo es el grupo que puso la imagen a mi canción del verano favorita de todos los tiempos. La canción se llama Sugar Sugar y ellos son los Archies.

Me gusta el chocolate pero intento no comer demasiado, así que solo lo suelo comprar cuando paro en gasolineras y la tentación me supera, o sea pocas veces porque tengo mucha fuerza de voluntad. Estas dos barras me las regalaron al tocar con Fangoria en Palencia. Son del mejor chocolate que probé nunca. No tiene guarradas, o sea nada de conservantes ni colorantes y no lleva aceite de palma. La única pega es que son barras grandes y cuesta partirlo con la mano. El diseño,me encanta y que se llame Cristo del Otero me hace gracia…. como alternativa a Kit Kat es sorprendente.